sábado, 31 de mayo de 2008

Tinta con Brillos



Todos los celestes decidieron darle una fiesta al gran sol.
Así ada planeta, estrella, o astro envío lo mejorde sus propios soles.
El Principito envió la promesa de limpiar, Venus un corazón, Urano estrellas de paz, otros se agruparon para encender al unísono sus soles.
La tierra, envió tinta con brillos, para que todos pudieran en sencillo lenguaje manifestar sus esencias.
Todo fue enviado en una nave de luces.
El gran sol, sorprendido y con curiosidad observó los presentes recibidos y agradeció a todos.
Pero lo obsequiado por La Tierra lo sorprendió todavía más, en él había creación.
Entonces el sabio Sol, llamo a los integrantes del Consejo Superior, precedido por un carpintero de profesión y Maestro llamado Jesús. Les expuso la noble atención que han tenido con Él, señalando el especial y creativo regalo de tinta con brillos.
Jesús, sonrió y aconsejo enviar soplos de oxígeno de sabiduría, paz y amor.
Paso el tiempo
La tierra tiene su tiempo de grandes bendiciones esta en los hombres saberlos dosificar.

1 comentario:

Alichín dijo...

HERMOSA ENSEÑANZA: CIERTAMENTE, EL SEÑOR NOS HA DADO TANTO Y NOSOTROS NO SABEMOS CÓMO APROVECHARLO.
QUE DIOS TE BENDIGA. UN FUERTE ABRAZO. ALICHÍN