sábado, 31 de mayo de 2008

El Beso


Como los pétalos mustios de una rosa
Al besarlos el rocío se tornan animosos,
Los labios, que fueron fríos,
Tornándose ardorosos,
Al contacto de tu boca calurosa,
Y, vibran dos espíritus candorosos,
Cuando el beso dulce y palpitante;
Nos eleva a un lugar maravilloso.

No hay comentarios: