sábado, 31 de mayo de 2008

Kalima



María tenía mucho sueño, se adormeció acariciando la idea de un viaje al Tibet, visitar a los abades, monjes tan llenos de luz, develar los misterios tan suyos, tan su vida misma.
Así fue que sus deseos volaron, ella viajo a al Tibet. Visitó a los monjes en las cercanías del gran Himalay. Al entrar vio inscripta la palabra kalima, se preguntó por el respeto que todo le impregnaba.
Un monje se le acercó y le dijo: ” No puedo dar el significado real de Kalima, pero ten presente que para Ti significa, Verdad, la verdad esta esperándote”.
Esta frase era utilizada por los abades en forma no arbitraria y eran cuidadosos a quién se la entregaban. Sólo lo daban a quiénes tenían imperiosa necesidad de encontrar algo o encontrarse a sí mismos.
María despertó alegre, desayuno enfrentó sus padres con la firme convicción de abandonar la carrera de Ingeniería impuesta por su padre, seguiría Derecho.
Mientras esto ocurría un avión de publicidad escribe en los cielos sobre su casa:”kalima”.

No hay comentarios: