domingo, 7 de diciembre de 2008

Tiempo Festivo

La Flauta Encantada
Que la Flauta Encantada toque las melodias necesarias para cada uno de ustedes en este tiempo festivo, y les otorgue lo necesario para emprender el camino del nuevo año.
Así se lso desea la autora del presente blog!




Que este Tiempo Festivo


El mundo, puede que el lugar que parece el fin sea solo el principio.
La vida es como un viaje o un peregrinar; un jardín o una escuela.
Humanos que lo habitan, humanos en espíritu, humanos sustanciales, humanos esenciales, humanos buscadores de verdad, humanos conspiradores, humanos alquimistas, humanos artistas, humanos científicos, humanos soñadores, humanos realistas, humanos con respuestas, humanos sin repuestas, humanos con sombreros, humanos sin sombreros, humanos vestidos, humanos desnudos. Humanos con estilo, humanos –humanos, humanos –no humanos. Todos humanos al fin.
Buscadores de lo sagrado, de la curación, del placer, de lo místico, de lo normal, de lo alcanzable, del oro, de la piedra filosofal, de lo mundano, de lo superior, de lo inmortal, de los misterios, de la pasión, del amor, de la paz.
Todos en busca de la verdad.
Todos se dirigen al mismo lugar retornar a casa.
Pero llegar bien, con el espíritu sano, y con plenitud de lo vivido aún de los obstáculos y de aquellos exámenes que no han sido aprobados.
Antes de llegar hay inmensos mundos que se deben atravesar para ser explorados.

Mundos dentro y fuera. La tierra. La luna. El sol. El cielo.
El cielo en la tierra iluminado por un sol en el día y por la luna en las noches. A veces el terreno es rocoso, y las laderas empinadas, la jungla espesa, y su interior muy oscuro, otras las aguas son profundas, algunas calmas y serenas otras violentas.
Al llegar, se sabrá que regresamos porque no se tarde tanto cuando se es
conciente de ello y se soltaron las amarras para emprender el viaje.
Despedir lo viejo con bendiciones y recibir cada momento con un festejo.
Siempre agradecer.

Gracias a la vida, gracias al cuerpo, gracias a la enfermedad, gracias a los obstáculos y gracias!


Gracias a todos Ustedes por acompañarme en este tiempo!

Que los nuevos aires festivos traigan musicas con susurros de felicidad, amor, paz, salud, belleza, armonía, calma, sociego, abundancia, y todo lo que cada quién desee secretamente.


Que en este tiempo brille una luz especial para poder

Echar Amarras



Echa las amarras de la esencia del ser,
Permite que las aguas del mar
Te remoten al viaje de tus sueños
Para arribar a las costas del logro.
Ruega que tu viaje sea largo,
Lleno de mañanas de sol,
Con placer y mucho gozo
Mires tu propio horizonte
Sin temor alguno!,
Con firmeza eches el ancla
En los puertos del triunfo.
Ten presente siempre
Tu origen, tu madre Patria,
Y los senderos de tu vida
Que han sido tu escuela,
Para andar con paso firme
En la tierra de tu destino;
Pero no apresures tu viaje
Cultiva en tu trayecto la paciencia.
Mejor que dure años
Más tiempo del que puedas imaginar.
Para que cuando llegues
Seas sabio en ella
Rica en abundancia por los caminos recorridos,
Y descubrir la persona que siempre has sido
Auténtica como se muestra ahora:
Plena en sabiduría,
Belleza, y gracia,
Esparciendo dones por doquier;
Enriquecida e iluminada
Por todo lo experimentado
Comprendiendo lo que en verdad significa
Todos los seres que en uno sois.
Valió la pena soltar amarras.


Autor:

María del Carmen García Lombardía


***************************



Regalo


les dejo el siguiente regalo que podreis llevar a vuestros blogs.


jueves, 20 de noviembre de 2008

María Anabel



Anillo e Mariposa lo he escrito a mi hija hace bastante tiempo, cuando se asociaron difrentes coyunturas personales, y en esas tradecitas que tienen "un no sé qué", dónde los ocres tiñen y tapizan el andar, cuando los encajes otoñales se desprenden , acarician los caminos en su viaje propio y esencial , la brisa sociega el alma y la vida cobra de nuevo color después de varios cafés...
Fue entonces que le regale un anillo de mariposa de plata, en ese momentum entre madre e hija, quedando en el ser mismo de la relación, y testigo material el anillo que lleva en su mano dede ese entonces.
Va de suyo mi deseo; que permita la vida rodearle siempre de mariposas, trasmutando todo lo oscuro en colores del arco iris.
Es sencillamente el deseo de una madre, y para mi hija el de Mamá Marita.
Anillo de Mariposa
H abía una vez…. Cuando?, no me puedo acordar.Una mujer, anciana de la vida; con ensombrecida mirada; y cansada de llevar sobre sus hombros la cruz de una inmensa soledad impuesta, no querida.,yace sentada en una confitería de la city porteña, tomando un feca, y encerrado en su pensar, cuando un grupo bullicioso entra, y al verla se acercan con aún más estrepitosos sonidos.Saludan sin mirar, la besan y abrazan sin hacerlo, alguno la saluda con el puño cerrado y el dedo pulgar hacia arriba.Todo el cotorreo al unísono ordena brebajes, fecas y bebidas que ni el mozo entiende.Todo esta servido y todo bien.Hablan y ríen en tonos altos, tapando el sonido anterior con uno más elevado acompañado por grotescas y ficticias carcajadas.Ella, de vez en vez con voz calma, clara y tono bajo hace algún que otro comentario.Nadie le escucha ni presta atención.Tragan sus brebajes como lo hacen con sus narcisismos propios.Constantemente sola, callada entre preguntas que hace a fin de tener respuestas salvadoras o alivio alguno, la llevan a profundidades de desolación absoluta.Se sentaban junto a Ella, quiénes decían ser los mejores amigos. Y de lejos bocas cantaban canciones vacías, y llenas superficialidad, rayando con una abusiva frivolidad.Una pareja del grupo se abrazan, se besan todo el tiempo y ríen inconscientes de todas las lágrimas que pendientes carecen de tiempos para lograr de sus vidriosos ojos aflojar.Ella permanece sentada junto a aquellas personas sin entender y sin lograr detener a su desborrada mente quién le proyecta encriptados mensajes los cuáles aún no puede descifrar.Respira hondo en esa noche sorbe el último sorbo, frío de su feca e interrumpe una ruidosa y falsa risa generalizada con una pregunta sin preámbulo alguno “¿alguien puede definir que es ser un amigo?”Un silencio profundo y se escucha decir:“Nosotros somos tus amigos”, por alguien como respuesta a la cuál todos los presentes asintieron con profunda y brevísima seriedad.Todo continuó, y se alzó nuevamente el sonido de voces alocadas, gestando conversaciones sin lógica generando un caos considerable.Ella continuó en profundo silencio, ordeno otro café. , abstraído de quiénes lo rodeaban.En tales pensares lo sorprendió la voz del mozo cobrando porque se cerraban.El grupo se dirigía a un prestigioso boliche.Se despidieron deElla, porque quiénes decían ser sus amigos no lo invitaron.Ella decidió andar unas cuadras por la Avenida Corrientes, unas gotas leves comenzaron a caer, un viento arremolinó hojas de papel ya mojadas; las aparto de su camino y pensó “son un árbol de mil hojas que el viento hace honestamente hablar”.Con esa frase se quedo, hasta que la lluvia la obligó a resguardarse.Entro en London City, y sonrió al ver la mesa dónde Cortazar escribió su cuento.En una mesa Frente a una ventana, se ubicó, pidió un tostado de queso y un café.En ese instante otro pensar lo sacudió desde sus mismas entrañas, y recapacitó, entonces que sus amigos no llegaban hasta Ella.“Qué amargo es el sabor de descubrir lo que se ocultó y como puedo estar tan sola?-pensó.Que amargo es saber de los retorcidos mensajes que su cabeza guardaba, y en un paseo de ida sin retorno alguno, quedaba inmóvil en un mismo punto, sus obligaciones y su soledad impuesta...Entonces decidió terminar con tales relaciones.El servicio solicitado le fue servido.Bebió un sorbo de feca.Pacientemente comió el tostado.Terminó.Llamó al mozo y ordeno otro feca doble.Sacó de su portafolio su cuaderno, y comenzó a escribir.Entre hojas, tinta y varios fecas la descubrió el día.Pago la cuenta.Camino por las calles que creía conocer y alzó su mirada un par de veces contemplando a un cielo azul.Tomo el subte.Se bajo en la estación de siempre.Camino dos cuadras y compró el diario. Siguió una cuadra y entró a su casa.Se quitó su saco, preparó café.Tomo una ducha, se puso cómoda, se sirvió el feca, y comenzó a escribir en limpio todo lo escrito, por triplicado.Se mudo de ropa. Se puso su impecable camisa blanca, con tablas en la delantera y botones de perlas. Un traje azul, falda recta arribade la rodilla y saco a la cadera con tres bolsillos, del superior yacía un pañuelo de encaje español realizado a bolillo, recuerdo de su querida “ ita”, su abuela. zapatos clásicos con taco de 7 cm. cartera negra mediana y atache de igual tono.Se maquiló delicadamente y prolijamente se hizo una trenza.; se coloco el perfume que usaba en ocasiones especiales. Reviso todo, se miro en el espejo. Cerró la puerta de su casa.Se dirigió a la editorial y dio orden de impresión de ese texto, el diseño de la tapa del libro a dos colores blanco y negro, el título:”Anillo de Mariposa” en letras plateadas, rebordeadas en oro; en el medio un anillo de mariposa como ilustración, con una tirada inicial de 10.000 ejemplares.El personal acato la orden, desconcertados tanto por la petición y presentación del trabajo como de su arreglo personal.El jefe del área comercial, se acercó sonriendo con dos fecas en la mano.Ella lo miro fijamente.Ambos bebieron el brebaje en silencio, hasta que Ella rompió el silencio diciendo:”Pensaba que era capaz de reconocer mil caras sin conocer ni una.vista y en que en una noche se detendría mi caminar y que me iba a morir, porque no sabía hacer otra cosa, no podía hacer nada más. No tenía a quién acudir y comprendí que todos estamos solos por miedo a la soledad y cuánto duele, Cuánto!”Volviste-comentó el jefe de área comercialSí, y me quedo, por mí y por mi hija, y la editorial en sí; respondió Ella.Nos alegramos todos, y en lo persona me sorprendió lo del libro.- dijo el jefe del área comercial.Fue impensado, hubo un insight dentro de mí. Y lo acontecido anoche fue el detonante para que surgiera el libro, dijo Ella.El jefe de área comercial la miro, sin entender, y pregunto:”podés explicar que te sucedió anoche y que tiene que ver con el libro”Ella sonrió, y dijo” el libro lo escribí esta noche. A las 18 horas entré en la confitería de siempre, pedí un feca como siempre, pensando en mi hija y en todo, ese todo que es s algo que me desgarra por dentro, ya sabes; y al rato llegaron los ruidosos,- ¿sabes a quiénes me refiero?Sí respondió el jefe del área comercial.Bueno yo no estaba bien, ni tampoco tenía ánimo, y luego de escuchar sin oír tantos ruidos de ruido, cansada, sofocada y molesta, entonces pregunte si alguien sabía definir que era un amigo.Hicieron silencio y uno de ellos respondió nosotros somos tus amigos, y todos rieron groseramente y volvieron a lo mismo.Entonces ahí recapacité.Al salir caminé unas cuadras, comenzó a llover, y entré en London City, y ahí empecé a escribir, hasta que no termine no paré.Fui a casa lo pase en limpio lo imprimí, en tres juegos. Y lo entregué en la editorial.El jefe de área comercial, la miró fijamente y le dijo: “entonces estas a salvo, porque volviste, me tenías preocupado. Ah! Me olvidaba un amigo es un hermano que elegimos en la vida.”.Recuerda siempre que yo soy uno de esos hermanos, no lo olvides...Se humedecieron sus lagrimales., y en silencio le miro.E jefe entonces comento, además voy a hacer el seguimiento de la edición., si esta de acuerdo.Sí, estoy de acuerdo- respondió ella. Y dijo antes que me preguntes el porque de ese título, sencillamente ha sido un significativo anillo que le regalé a mi hija.Lo sabía, contesto el jefe de área de comercialización.Al mes estaba en todas la obra en todas las librerías con un éxito absoluto, en una semana estuvo agotada, hubo que reimprimir trabajando a full las veinticuatro horas al día durante una semana, y ya era pedida en otros países.La conferencia de prensa no tardo en ser dada.El jefe de RRPP invitó a la prensa a disfrutar de la lectura del prefacio del libro.Paso seguido el jefe de comunicación saludo a la audiencia y leyó el prefacio,“En los días de agonía un secreto trémulo de un inconsciente e inconscientes acciones, rozantes agresivas como dominantes guiños de lascivo dolor.Cuánto dicen aquellos ojos y cuánto me quieren contar desde dónde están ahora?Vuelan las palabras entre cielos de silencios, flotando entre miradas que como estrellas no consiguen su destello apaciguar.Vuelve el secreto a su inconsciente, cuánto de cuándo entierre aquellos ojos? Cuánto me Irán a confesar lo que ya no puedes pronunciar?Si no los he de encontrar, he de andar sin buscar, pero a sabienda que anduve para encontrarlos.Los aires de otros cielos hoy tu hogar es, pero en mi esencia habita ojos de esperanza, y sonrisa de miel. Y en la mano de nuestra niña un anillo mariposa sin par!.”Los aplausos inundaron el auditorio.Luego sobrevino la conferencia de la autora del libro.Ya presentada, sobrevino un modesto aplauso.Prosiguió con la lectura de palabras finales de la obra:“Te pienso en este mundo sin tenerle ya, y cubro una ausencia con mi todo propio en la vida de la niña más amada de mi historia.Te pienso en dejar ir enmascarando lo real por el mundo.Y ahora que la razón funciona de modo tal que solo el perdón importa aún en la lejanía de tu persona, solo querida por ti; beso y bendigo mi circunstancia contra todo mal contra los atracones indebidos de los hechos pasados. Enarbolo mi luz propia para arribar a mi sendero y en el cumplir mi misión.Te recuerdo en una lejana juventud, enviando mariposas con vida y alegrarnos de verlas vivir y volar, posarse en las flores, y viajar.La mariposa como símbolo de cambios, de gusano a mariposa de variedad infinita, por ello a mi niña más amada le he regalado un anillo de mariposa, y de pequeña siempre le he dibujado mariposas.Anillo de mariposas, para que el cambio depare bendiciones por doquier.


Vocabulario
Avenida Corrientes- Avenida muy importante de Buenos Aires.Feca Café- término del lunfardo.
Lunfardo- Idioma porteño, utilizado en Buenos Aires.
London City- Confitería muy importante en Buenos Aires, es dónde el escritor Julio Cortázar escribió una de sus obras.
Ita-: Abuela –Forma personal de denominar abuela- diminutivo abreviado de abuelita- terminación-ita-, en homenaje a mi Abuela Asturiana y de Rango!
*********************
Ir a
************************


domingo, 9 de noviembre de 2008

Día de la Tradición
Mate Amigo


Cae la noche con su manto helado,
fría la madrugada, helado sentir
casi de mañana entrando,
y el mate en sí en companía.
Sorbo a sorbo, sorbo tras sorbo;
tres en tres de vez en vez;
despierta al adormecido cuerpo
en tibia caricia.
Se desprende en mano su companía
horas de mañanitas...
desprenden su comienzo al día
que en la ardua realidad
se deja llevar en silencio.
Ay! Mate Amigo solo Tú sabes bien
mis desvelos , de áquel que dice amarme...
Y cuán me preocupa su ausencia.
En tu sin tiempo presencia!
Mate Amigo, sorbo a sorbo
tres en tres de vez en vez,
solo tú en su presencia se siente tu compania
.... se siente tu companía , Mate amigo!

***

Leyenda de la Yerba Mate


Un día, desobedeciendo los consejos de Tupá, el Dios padre de los guaraníes, así, la Luna, y su amiga Aria, la Nube rosada del crepúsculo, quisieron bajar a la tierra.
Así lo hicieron y tomaron sus formas corpóreas. Lo hicieron en esas zonas de tierras rojas, pero no habían contado con los peligros que podía acecharlas en el bosque. Mientras paseaban entre los árboles, admirando sus frutos olorosos, gozando de ver sus hermosos rostros en las aguas límpidas de los ríos, disfrutando de caminar sobre la hierba fresca, se les presentó un jaguar que se disponía a atacarlas. Ellas quedaron inmóviles y anonadadas.
En ese momento se presentó un anciano que se enfrentó al peligroso animal, y que con su cuchillo logró matar al yaguareté, y acabar con el peligro que corrieron las diosas en ese momento, en que ni siquiera les dio tiempo de abandonar sus formas terrenales.
El viejo indio las invitó a su cabaña para recibir la hospitalidad de su familia. Llegaron a una choza humilde y miserable, en que fueron recibidas por la mujer y la hija del anciano. Así y Aria habían quedado maravilladas por la hermosura de la joven llena de un tímido recato.
Comieron panes de maíz que hizo la vieja india con el resto de maíz que le quedaba a la familia para alimentarse, ofreciéndoles su pobreza en demostración de amistad y cariño.
Y aceptando esa bondad de la familia, pasaron allí esa noche descansando de las emociones vividas durante ese día en la tierra.
Cuando quedaron solas las dos, Aria preguntó:

-¿Qué hacemos ahora, Así? ¿Volvemos a nuestra morada y dejamos que estas gentes crean que nuestro encuentro ha sido un sueño ?
Así movió negativamente la cabeza.
-No, no, Aria. Estoy llena de curiosidad por saber cuál es el motivo que les ha hecho retirarse a estas soledades y encerrar con ellos a esa hermosa joven. Y, si no logramos que nos lo digan, nuestro poder no es suficiente para adivinarlo. Esperemos a mañana.
Aria no sentía la curiosidad de Así; pero era amiga de la pálida diosa, y accedió a su deseo, aunque no le agradaba mucho pasar la noche en la ruinosa cabaña.
A la mañana siguiente, cuando llegó la nueva luz, Así anunció al viejo que había llegado el momento de marchar.
- Esperamos - le dijo - que, así como os habéis comportado con nosotros tan amablemente, nos acompañéis, según dijisteis, hasta el linde del bosque.
Apenas se habían apartado del claro del bosque donde estaba la cabaña, cuando Así, con toda su fría astucia, intentó que su acompañante les dijera lo que tanto deseaba. Pero el viejo había intuido el deseo de la joven, y, atribuyéndolo a curiosidad propia de mujer, se decidió a satisfacerlo, y le dijo:
- Hermosa doncella, bien veo que os ha llamado la atención el alejamiento en que vivo con mi mujer y mi hija; mas no penséis que hay en ello ningún motivo extraño.
Y luego escucharon el relato del anciano indio, que les confió que estaban viviendo alejados del poblado, para apartar a su inocente hija de los peligros que le podría acarrear su increíble belleza e inocencia.
Durante su vida juvenil había vivido junto a los de su tribu, una tribu como las muchas que estaban en las proximidades de los grandes ríos, dedicadas a la caza y a la lucha. Allí conoció a la que fue su mujer, y su alegría no tuvo límites el día en que nació su hija, una niña tan llena de
hermosura, que aumentaba el gozo natural de sus padres. Pero esta alegría se fue trocando en preocupación a medida que la niña fue creciendo, pues era tan inocente, tan llena de candor y tan falta de malicia, que el padre empezó a temer el día en que perdiera tan hermosos atributos. Poco a poco, el desasosiego, la inquietud y el temor invadieron el espíritu del indio hasta que determinó alejarse de la comunidad en que vivía para que en la soledad pudiese su hija guardar aquellas virtudes con que Tupa la había enriquecido.
- Abandoné todo lo que no me era necesario para vivir en el bosque - dijo el viejo - y, sin decir a nadie hacia dónde iba, huí como un venado perseguido, hacia la soledad. Desde entonces vivo allí. Sólo el cariño que tengo a mi hija pudo hacerme cometer esta especie de locura. Pero soy feliz, vivo tranquilo.
Calló el viejo y ninguna de las dos supo qué contestarle. Entonces Así, viendo que el linde del bosque estaba cerca, le pidió que las dejase, después de prometerle que a nadie hablarían de su encuentro. Accedió el viejo indio, y, una vez que Así y Aria se vieron solas, perdieron sus formas humanas y ascendieron a los cielos.
Pasaron algunos días, en los que la pálida diosa no podía olvidar las aventuras y sobre todo el encuentro que había tenido en el bosque, y, observando al viejo indio desde su soledad celeste, comprendió todo el valor de la hospitalidad que aquél les había ofrecido en su cabaña, pues vio que las tortitas de maíz, de que tanto gustaban todas aquellas tribus, habían desaparecido de su alimento. Era indudable que las que les fueron ofrecidas habían sido las últimas que tenían. Entonces, una tarde, volvió a hablar con Aria y le contó lo que había observado.
- Yo creo - dijo la nube sonrosada - que debemos premiar a aquellas gentes. ¿Qué te parece, Así?
- Lo mismo he pensado yo, y por eso he querido hablar contigo. Podríamos hacer, ya que el viejo tiene ese cariño por su hija, tan fuera de lo común, que nuestro premio recayese sobre la joven.

- Has pensado bien, Así. Y como fue tan hospitalario, y sabes que Tupa se alegra de que los hombres sean de ese modo, tendremos también que demostrárselo.
Desde aquel momento, las jóvenes diosas se dedicaron con afán a buscar un premio adecuado. Por fin, se les ocurrió algo verdaderamente original y, con el mayor secreto, se decidieron a ponerlo en práctica. Para ello, una noche infundieron a los tres seres de la cabaña un sueño profundo, y, mientras dormían, Así en forma de blanca doncella fue sembrando, en el claro del bosque que delante de la choza se extendía, una semilla celeste. Después volvió a su morada, y desde el cielo oscuro iluminó fuertemente aquel lugar, a la vez que Aria dejaba caer suave y dulcemente una lluvia menuda que empapaba amorosamente la tierra. Llegó la mañana, Así quedó oculta bajo el sol radiante, pero su obra estaba concluida. Ante la cabaña habían brotado unos árboles menudos, desconocidos, y sus blancas y apretadas flores asomaban tímidas entre el verde oscuro de las hojas. Cuando el viejo indio despertó de su profundo sueño y salió para ir al bosque, quedó maravillado del prodigio que ante la puerta de su choza se extendía. Desde ella estaba quieto y silencioso queriendo comprender lo que había sucedido, pero a la vez con un soterrado temor de que sus ojos y su mente no fuesen fieles a la realidad. Por fin, llamó a su mujer y a su hija, y, cuando los tres estaban extáticos mirando lo que para ellos era un prodigio, otro mayor acaeció ante sus ojos y les hizo caer de rodillas sobre la húmeda tierra. Las nubes, que desperdigadas vagaban por el cielo luminoso, se juntaban apretadamente y lo tornaron oscuro, al mismo tiempo que una forma blanquísima y radiante descendía hasta ellos. Así, bajo la figura de doncella que habían conocido, les sonreía confiadamente.
- No tengáis ningún temor - les dijo -. Yo soy Así, la diosa que habita en la luna, y vengo a premiaros vuestra bondad. Esta nueva planta que veis es la yerba mate, y desde ahora para siempre constituirá para vosotros y para todos los hombres de esta región el símbolo de la amistad y el alimento caliente que beberán. Y vuestra hija vivirá eternamente, y jamás perderá ni la inocencia ni la bondad de su corazón. Ella será la dueña de la yerba.
Después, la diosa les hizo levantar del suelo donde estaban arrodillados, y les enseño el modo de tostar y de tomar el mate.
Pasaron algunos años, y al viejo matrimonio le llegó la hora de la muerte. Después, cuando la hija hubo cumplido sus deberes rituales, desapareció de la tierra. Y, desde entonces suele dejarse ver de vez en vez entre los yerbatales misioneros como una joven hermosa en cuyos ojos se reflejan la inocencia y el candor de su alma.

En los yerbatales quiza le vean...
... quiza ...

***
***


domingo, 26 de octubre de 2008

La Joven Del Arpa

H abía una vez una joven huérfana de padre a sus 18 años , heredo de él un arpa, que tocaba como ninguna!, y de su música emanaban dones por doquier.
En su ciudad todos la querían, Ella era su nombre,con una sonrisa y reverencia siempre saludaba, no hacía distingos de ningún tipo.
De sus buenos modos, su delicadeza sumado a su belleza natural se desprendía la admiración de muchos admiradores y pretendientes , pero pocos se atrevían a acercársele.
Un día domingo luego que Ella diera la función parroquial, el joven Alcimides se le acercó e invito a almorzar a su casa junto a su madre.
Ambas aceptaron , luego de cierta insistencia.
En el carruaje que los trasladaba el joven ampuloso no cesaba d hablar.
Al llegar a la gran casona, presto le tendió la mano para bajar, y luego a su señora madre.
Una vez en el almuerzo continuó un su discurso.
Al llegar al té, lo tomaron sin ganas , con cierta desconfianza, pero imperaban los buenos modales.
Una vez finalizado, la madre le agradeció al joven su atención y se presto a retirarse junto a su hija.
En ese instante el joven largo una colosal carcajada, diciendo que todo el que entraba a su propiedad jamás salía de ella.
Encerradas ambas, sin saber que hacer ni a quién acudir, solo se mantenian en abrazos y rezos.
Una mañana la joven comenzó a cantar ciertos parráfos de música, y ante el estupor de todos sintieron ruídos de cadenas, la joven no podía parar de cantar, y así continuó,al hacerlo se estaban liberando todos los detenidos por Alcimides.
De ese modo todos pudieron huir.
Madre e hija rápidamente corrieron por senderos hasta su casa, allí reposaron, comieron algunas frutas, quesos y té con miel.
Pasaron varios días y ambas iban camino al pueblo cuando ante sus ojos veían a vecinos que se estaban marcahndo porque el perverso joven había comprado todas las tierras.
Nuevamente ambas se refugiaron en su casa, hasta tener más claro todo.
En altas horas de la madrugada golpearon a la puerta.
Nadie contestó ni madre ni hija.
Una dulce voz dijo pronto abran y escuchen, deben irse ya, Alcimides mando a incendiar todo.
Entonces ambas corrieron abrieron la puerta y un niño de corta edad con sonrisa de miel y ojos de esperanza junto a un bolso les indicaba un sendero.
La joven pronto tomo el arpa y le colocó al funda más un bolso y otro dónde colocó libros, la madre lo impresecindible y sobre todo alimentos.
El niño sonrió.
Los tres corrieron.
Llegaron a un paraje, dónde un arroyo corría, y todo era muy verde.
Allí comieron algo en silencio.
L a joven comenzó a tocar el arpa y mientras lo hacía la vegetación comenzó a abrirse y se vislumbró una hermosa ciudad.
El niño, se transformo en un apuesto joven.
Y entonces dijo:
"Mi nombre es Almiro, soy el dueño de estas tierras, y permanecieron ocultas hasta que yo fuera desencantado y explico que Alcimides es un brujo, que se mantiene joven merced a pócimas secretas, que para hacerlas tomaba prisioneros extrayendóle sustancias vitales. Sólo la música de un arpa tocada por una doncella podía deshacer los embrujos hechos por él y desterrarlo."
Perplejas madre e hija no tenían que decir.
El joven indico que sería bueno descansar un poco.
Y les sugirío ir hasta una de las casas, dónde una señora mayor muy afable las atendió.
A la mañana siguinete, vieron que todo era un hermoso jardín, pleno de flores, árboles añosos, y mariposas por doquier, alegres aves y corredizas ardillas
Allí se quedaron cotempalndo.
La madre ya no trabajaba tanto, solo se dedicaba a la costura y su hija como maestra.
Ambas vivían cómodamente.
Habían pasado tres años, el joven Almiro pidó la mano de Ella, quién acepto y pronto contrajeron enlace.
Vivieron un tiempo muy largo.
Un día Almiro dijo a Ella que había un paraje mágico que estaba helado merced al nefasto Alcimides, y que para ir solos se podía ir en una embarcación, y antes había sido un lago de cristal y todo alrededor se vivía en magia; Y ahora no se puede, esta pérdido, lo dijo compunjido.
El tiempo transcurrió.
En un atardecer , Ella se marchó sin nada decir, y se internó con una emabrcación que secretamente había mandado construir, y se adentró.
Paro en un sitio, tomo varios cirios los encendió y comenzó a tocar el arpa,
y poco poco todo se iba normalizando, las aguas se cristalizaron y surgió el lago de cristal, las aves nocturnas cantaron al son del instrumento, el cielo se puso azul, la luna iluminó, y un galope de caballo se sintió acercar era Almiro que a Ella venía abuscar, pleno de goce y alegría.
Ambos vieron como todo iba tomado nueva forma y volvía a resurgir áquel edén pleno de gracia que una vez ha sido la casa de todos, Gaia, nuestro planeta Tierra.
********************
El universo permita que con Amor Universal nuestro planeta sea ese edén que alguna vez ha sido, y si no la sido que lo sea por tanta belleza que aquí hay!

********************************************
Ir a:




sábado, 11 de octubre de 2008

Día de la Madre

Celebración del Día de la Madre

El Domingo 19 próximo se celebra el Día de la Madre, por ende desde aquí mi sencillo decir a tanto de tantos prodigios que madres abnegadas donaron a sus hijos.


El Ángel del Niño
Cuenta una antigua leyenda que un niño que estaba por nacer, le dijo un día a Dios:

-Me dicen que me vas a enviar muy pronto a la Tierra; pero ¿Cómo vivieré tan pequeño e indefenso como soy?

-Entre muchos ángeles escogí uno para Tí, que te estará esperando y te cuidará.

-Pero dime:aquí en el Ciel, no hago más que cantar y sonreir, eso basta apra ser feliz.

-Tú ángel te cantará y te sonreirá todos lso días y tú sentirás mucho amor y serás feiz.

-Y ¿ Cómo voy a entender lo que hablen, si no conozco ese xtraño idioma que habaln los hombres ?

-Tú ángel te dirá las plabras más dulces y tiernas que puedes escuchar y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.

-Y ¿Qué haré cuando quiera hablar contigo?

-Tú ángel te juntará las manitos y te enseñará a orar.

-He oído qn la Tierra hay hombres malos y mucha malignidad, ¿Quién me defenderá?

-Tú ángel le hablará siempre de´Mí, y te enseñará el camino para que regreses ami presencia, aunque yo estaré siempre a tu lado.

-En ese instante , una gran Paz reinaba en el Cielo y ya se oían voces terrestres, entonces el niño dijo suavemente:

-Dios Mío, si me voy dime su nombre. ¿ cómo se llamará mi ángel?

-Su nombre no importa, Tú le dirás... MAMÁ.



Y en los Cielos en esta celebración se escuchan la música de los ángeles por todos los ángeles de la Tierra que cuidan de sus hijos, los que le cuidan y son verdaderas Madres!


Regalo Para Todas Las Madres
Y
Todos quiénes quieran regalarselo a sus madres!
Rosas Para Mamá


Madre e Hijo o hija, simboliza estas rosas, el reconocimiento sublime a quién tanto dió, cobijo y... por todas sus propias renuncias por nosotros, sus hijos!

Feliz Día de la Madre !



Ir a:






lunes, 29 de septiembre de 2008

Rincón Poético

El Beso
Que nunca sean profanados los labios
con besos de falso querer,
hay besos que matan,
otros que confunden el corazón,
aquellos otros que arrancan el alma
y otros a pura pasión!
Hay besos que arrancan la vida.
dejando la nada en su sitial,
o aquellos que al sentir
turban el puro sentimiento,
o ese, que transporta a ese
estado de añoranza sin retorno
ni continuidad alguna,
Aquel que promete
lo que no ha de cumplir,
menos brindar...
El beso que ama...
el que da su vida
en cada entrega,
el que protege,
el que cubre,
el que todo da!
Ese es el beso!

Ir A:









martes, 16 de septiembre de 2008

Mi visón propia de lo vivido
Mis ojos, mi mirada juvenil

Según Pasan las Primaveras de la Vida
El devenir del tiempo va dejando huellas en la existencia de cada quién, en todas las áreas.
Confieso que he recrrido un largo camino y lo que falta por andar!
Un cálido verano llegue a la vida, y así me presente ante todos:




A los dos años participe de los Carnavales de mi ciudad y he sido premiada.
El disfraz confeccionado por mi madre era por supuesto... de Gallega.




Mi participación en los Carnavales de Sevillana en esta oportunidad con mantón genuino de aquellas tierras, y también he sido Premiada



A los seis años en el acto de fin de año de Dama Antigua y bailando el Minué.
Desde ese entonces quede seleccionada para bailar tal pieza en todo acontecimiento festivo patrio en mis años escolares.





Llego mi primer trabajo: comenzar el colegio.
Aunque lo empece sabiendo escribir y leer , aquí con mi primera maestra La Herman Francisca, la bondad personificada, su paciencia, su enseñar, su carisma, su humildad, su amabilidad, su bondad, sus silencios, sus pausas, su sociego y su amor.

Llegó mi Primera Comunión y con ella me gradue de Niña Pastora, Soldado de Cristo, lo cuál implicaba mi compromiso con la evangelización social, es decir reunir ropas, útiles, libros, medicamentos, coser prendas, y llevarlas a escuelas rurales, centros derehabilitación, hospitales, y en caso de catastrófes, orfanatos y otros.
Actividad que realizo aún.
Y ya van 48 años de tal actividad.

Quince años
LLegaron mis quince años
y yo quería ser grande!
Aquí con mi abuela,a quella asturiana de rango!



A mis 16 años, estudiando, ejerciendo mi trabajo pastoral, siendo nombrada maestra en catequeis , y dando apoyo escolar aniños carenciados, así también daba clases particulares y plena de ilusiones y sueños, tantos ... que algunos han quedado en el camino por hacer...
otros cumplidos y realizados, gozando de sus frutos.


En la Provincia de Córdoba, de vacaciones con mi familía, aquí estoy con otro de mis grandes amores mi Padre Don Alfredo, mi papá!

Y aquí con mi abuela Doña Matilde , asturiana de rango y valía, quién aún estaba de luto, ya llevaba 5 años de viudez, pero coqueta con su collar y muy prolija.
Un momento muy bello para mí


Aquí posando para una foto publicitaria....y custodida por toda la familía, incluso mi abuela, en primera fila.





A mis 18 Años bailando con mi padre,
que tiempo!
A mis 30 años
Embarazada de mi Hija.




En el living de mi antigua casa festejando el primer año de mi hija
María Anabel



La primera salida de mi hija, Visitando la Basilica de Luján.
En el fondo yace la misma.



Las primeras vacaciones En Bariloche, el Sur de Argentina, con mi niña, en un cantero lleno de rosas, detrás el Lago Nahuel Huapi.




En el Centro Cívio de Bariloche, bordeado por el Lago Nahuel Huapi.


En el Tigre, zona turística por excelencia, que esta bordeada por el ría Paraná
Aquí estoy en un recreo junto al Río, para ir de pesca, en la que fuera mi alncah, y con la pequeña grumete María Anabel, mi hija.



Ya embarcadas y al atardecer, ella observando todo y despertando a la vida...



Madre e hija a punto de zarpar, toda una aventura...
en un hermosa mañana veraniega en el Río Paraná.


Otro verano nos encuentra en Lago Mascardi, al sur de la ciudad de bariloche, con mi hija disfrutando la tarde y ese sol... que sol...

Un momento de paz, sociego que viví con plenitud...
Otro tiempo nos descubre en la Provincia de Córdoba, y felices las dos.


En Córdoba , al cumplir 33 años de edad.
Si se observa debajo de la luna, esta la fcha que era , todos los días lo actualizaban.


Y, Llegaron los 40 años

Mis 40 años... y tanto de tanto....


De ellos han pasado otros 14 años. dónde puedo declrar que he vivido...
que he sido feliz, que he tenido desengaños,
que he remado y enfrentado ante laa dversidad y los desafíos, he llordo ante las emociones y he reído....
pero fundamentalmente en la balanza de la vida le voy ganando.
Según pasan las primaveras, las primaveras d e mi vida y las pór venir... porque.... decidí vivir!

*************************

La vida vale la pena ser vivida!

********************************************************

Visitar:





***************************************************





























viernes, 29 de agosto de 2008

Su Historia esta recorriendo el mundo

Aquellos sueños que un día trajo a estas tierras, junto a una valija y unas pesetas, dejando en otras tierras a su madre, sus hermanos, su casa y su castaño, al cuál volvío a ver sesenta y dos años más tarde.
Un viaje por barco, un horizonte se divisaba, América estaba próxima, vio gente, mucha gente con cara de asombro, melancolía , tristeza y temor.
Con sus dieciocho primaveras arribo al Puerto de Buenos Aires, bajo del buque y se encontro con su familía, tíos y primos. Efusivamente se saludaron, contandóse las novedades de sus familías, y las de una nueva tierra.
Vivió con ellos y pronto se puso a trabajar, en una casa de empleada, cuando había sido al niña de la casa, mordió almohadas en llanto sin consuelo, esperanzas que se deshacían ; nostalgias y extrañezas corrían dentro de sí, sin encontrar lo ansiado en vanos intentos.
Solo le quedaba trabajar y trabajar y así lo hizo.
Al poco tiempo tuvo que mudarse a la casa de sus patrones, nuevamente su valija, sus pesetas , ahorros en pesos argentinos y los pocos sueños que le quedaban, pero con una fija idea:
Enviarle dinero a su madre para que se comprará lo que quisiera, o que sería una forma de estar.
Trabajo de sol a sol, no se quejaba, solo lloraba por las noches, y sus lágrimas en ahogadas lamentaciones derramaba ; estaba sola, nadie le decía :"buenas noches", ni tampoco nadie le servía el desayuno ni comida alguna, ya nadie lo haría!. Solo un saludo en las fiestas de fin de año, y su cumpleaños a veces alguna prima.
A la hora de comer se le contaba la fruta y los panes que ingería, solo los asignados por día podía comer, si se extralimitaba entonces se le descontaba de su sueldo.
Continuó con su trabajo, salía solo los días domingos, y cuidaba los gastos en tal día.
Había hecho un cálculo de ahorro, del cuál no se alejaba, y rigurosamente hacia envios a España, a su madre querida, que tanto extrañaba, y cuánto quería volver allí, pero no podía, ya no!
Paso el tiempo y en el club de los españoles conoció al destacado joven Antonio; con quién se puso de novio y se caso.
Al tiempo llego a su vida una preciosa niña , su única hija!
Para su alegría ya había formado uan famailía, tenía su casa propia y ya no trabajaba a fuera.
La vida se le había acomodado.
Una mañana llegó el correo, un sobre con su nombre, una carta de su hermano mayor, que le decía que volviera, que él le pagaba el pasaje, dado que su madre la extrañaba mucho, que la recordaba, que la nombraba y rompía en llanto desconsolado, y... todo el sentir de su madre volcado en una misiva.
Lloró mucho, y contesto que no volvería dado que contrajo matrimonio y tenía una niña, que estaba bien, que vivía en una casa, de su propiedad, su esposo tenía un comercio,tambo y reparto de leche, y era un hombre muy digno, de valía y respetado en la ciudad.
En el año 1930, la crisis ha sido muy grande, la desocupación azotaba, y también se vio castigada económicamente, perdió el tambo, pero presento batalla, trabajo duro a al par de su esposo, yerro caballos; lustro los tarros del reparto, punteo y cultivo al tierra, fabricó conservas y dulces caseros y los vendía, preparó chacinados, chorizos, y desarrollo una verdadera industria casera. A su vez trabjo en costura y tejidos para afuera, sus clásicas medias de lana, que de pequeña había aprendido a hacer le sirvio de tanto!, las comercializó en tiendas muy importantes de Buenos Aires.
Su vida continuó con sacrificio y lucha pero avanzo, no se quedo, acompaño a su esposo en todo!, y siempre envió una cuota a su madre.
Un día sabado de invierno, llegaron sus primos de visita y tomando el típico té de la tarde, con torta y dulces caseros, le entregan uan carta, dónde le comunican que su madre había fallecido.
Recuerdo, estaba por preparar mas té, se tomo de la mesada de la cocina, se echo a llorar, y con una mano se tapo la cara para que no la viese, siendo yo pequeña, tenía seis años de edad, le abracé, y le comencé a cantar como ella lo hacía conmigo cuando estaba triste.
Me acaricio, y aguanto.
Se ceno en silencio.
A la mañana siguiente supe que había llorado toda la noche, sus ojos estaban irritados, esa mañana no canto, ni tampoco en los días sucesivos.
Pasado cierto tiempo salimos de paseo y compró un cuadro de la Virgen del Carmen, porque su madre se llamaba María del Carmen, le rezo siempre!
La vida le fue envolviendo en distintas circunstancias, y siempre tenía risas y cantos para mí, los almuerzos prontos, y los bizcohos listos, las mieles y los dulces, la crema y la mantequilla, para mis meriendas.
Su vida le iba a dar otra sorpresa, el fallecimiento de su esposo, se encerró y no salió durnte cinco años ,un duelo que lo llevo hasta que viajo a a la eternidad.
En ese tiempo hice lo que he podido, y poco a poco, paso a paso le fuí sacando de su encierro, y fue saliendo , recobro su vida, comenzó a visitar a sus amistades y volvió a hacer reuniones en su casa.
Al reponerse en parte de ello, otro suceso le iba impactar la enfermedad de su única hija, mi madre, a quién se le declara depresión y una psicopatía severa, por lo que le tienen que internar.
Duros momentos para todos, mi padre trabajaba todo el día, mi abuela las tareas de la casa, yo aún estudiaba, y al regreso del colegio pasaba a ver a mi madre, le llevaba ropa limpia y pedia el informe médico.
Regresaba a casa , y las cenas eran tristes, no se escuchaba televisión, se conversaba sobre el día en general y el tema central era la salud de mi madre.
Al tiempo le dieron el alta.
Un tiempo de calma y paz, mi abuela cantaba, yo le acompañaba.
Transcurrió el tiempo y la salud de mi madre se quiebra nuevamente y una vez más todo recomenzaba.
Al tiempo se enferma mi padre, postrado en cama durante 6 meses.
Me aboque a trabajar, ayudar en casa, mi madre deprimida, mi abuela llevando todo adelante, y yo le seguí.
Cuando mi padre se recupera yo comienzo mi noviazgo, mi abuela, la asturiana de rango tras de mí , dandóme consejos, niña que esto no se dice, que esto no se hace, que escucha, y ve con todos los ojos, que ten cuidado, que... cuidados por doquier me prodigaba y cada vez que salía, la frase que me llegabaa fastidiar y hoy la desearía escuhar de nuevo: llevas abrigo?
Pasaron los años y la vida, viajo a españa, se re encontró con su hermano, el último que vivía aún, con sobrinos, viajo a su Asturias natal, vio su castaño.
Regreso, e dí el Título de bisabuela, y con ochenta y dos años, llevaba a caballito a mi hija, se sentaba a jugar en el suelo con ella, y jugaba a la escondida, y le tejía medias!
Un día la abuela me llamo y me dijo así:" mira , mi niña, yo ya no puedo quedrme más, me estan llamando, pronto vienen buscarme sabes?, yo me tengo que ir. Ya no puedo cuidarte aquí. Cuando ya me haya ido, desde allí te voy a ayudar, y con tu abuelo,l os dos vamos a protegerte, sabes, yo ya me tengo que ir... no puedo quedarme más aquí...sabes mi niña...?
Al día siguiente viajo.
Hoy decidí escribir este relato para decirle simplemente Gracias Abuela Asturiana!

Y ahora sé, lo sé, sé que ha estado siempre, esta en mí, en mi hija- su bisnieta, y lo esta por siempre, porque su historia, su hermosa historia de valor, de heroísmo, de lucha , de libertad, de sacrificio y de amor, amor hacia mí, Esta..

Su Historia esta reorriendo el mundo y ha llegado a Su tierra natal, y quién tiene un blog con el nombre la la Gata Coqueta , ha ido por esas tierras y novedades me ha traído!

Creo que su castaño también saludo con los encajes de sus ramas... la brisa trajo ecos de su voz cantando:" teño morriña, teño saudares, porque estoi leijos de mia terra ,de mia madre, teño...", y todo ha sido un hermoso y vivificante recuerdo, muy vívido en el existir de este tiempo presente dónde decidí vivir

Un beso de tu nieta

María del Carmen




Ir a: