jueves, 24 de julio de 2008

Carmen


Carmen estaba feliz, después de tantos años estaba embarazada, y en el otoño, cuando el paisaje se tiñe de ocres, nacía María, una bella niña sonrosada, tez blanca. Muchas rosas llegaron por esos días.
Su infancia transcurría feliz entre juegos, paseos y los cuidados que sus padres le prodigaban y la esmerada atención de su madre.
Un día de verano, el cielo de Carmen y de su hija se ensombreció.
El esposo abandonaba el hogar, y las dejaba desprovista de todo! Sin seguros, sin dinero, sin bienes... como era abogado, funcionario y tenía poder, hizo lo que le vino en gana, sin remordimiento alguno.
Carmen con su pequeña regresa a su casa de origen, inscribe a la niña en el colegio Católico dónde ella curso todos sus estudios; y pone en práctica todo aquello que una vez y hacía ya mucho tiempo le enseñara su abuela, una Asturiana de Rango, fabricando panes y cantando bellas canciones de “sua terra.”
Se levantaba de madrugada y fabricaba empanadas para vender, por la tarde daba clases, y a la noche, tres veces por semana iba a la facultad. Los fines de semana por la mañana vendían tortas y empanadas en confiterías y de tarde sus tejidos al crochet en boutiques.
Llegaron las vacaciones de invierno, el padre de María la visita y la lleva a pasear.
No la regresa.
Su madre comienza una búsqueda despiadada, todas las puertas se le cierran, no obtiene información, nadie la ayuda, noches de insomnio, y rogando a la Virgen de Covadonga, por su niña.
La noche la encuentra prácticamente desvanecida de cansancio y sollozos sin lágrimas recuerda...a su abuela asturiana… y dice suplicante con voz quebrada”si te hubiese hecho caso querida abuela asturiana, a vos no te gustaba, vos, no, no querías que saliera con él, menos cuando me casé, me lo dijiste, me advertiste, y no te hice caso…pero tengo a María…sabes la t…. e …..n………..g………………..o; Ayúdame Ita querida, por favor ayúdame!, no me abandones, sola no puedo, y hay tanto, tanto dolor en mí, me duelen las entrañas, me robaron a mi hija, a mi hijita, mi hija del alma, y….y…. no puedo más!
Se adormece entre cobijas arrugadas, almohadas húmedas por enjuagar su ahogado sollozo y se deja ir. Se Adormila, no duerme.
En ese estar le aparece de un tiempo lejano la abuela, trayéndole la estampita de la Virgen de Covadonga como regalo para su hija...
Al despertar se levanta busca la estampa y le reza, y toma una decisión. Dispuesta a todo, denuncia por medio, periodistas, y oraciones, y es entonces que su hija llama por teléfono diciendo que esta en Chile con su papá.
Allá va Carmen con un bolso al rescate.
De regreso, recomienza la actividad normal. Pero nota que cada vez que sale a trabajar la siguen, además de escuchas en el teléfono, y una suerte de seguimientos no claros. Igualmente continúa su vida.
Llega fin de año, y en las vacaciones de verano, su esposo vuelve a secuestrar a la niña.
Esta vez no ha sido tan sencillo en virtud que ya Carmen su madre estaba alerta y se aseguró que la devolviera a tiempo y forma.
Así sucedió.
En la pascua del año 1992 otro hecho acontece una amenaza a Carmen telefónica y un avasallamiento sistemático a su persona.
No tenía paz ni había tregua.; sí una campaña rigurosa para destruirla, con complicidad de profesionales.
Ella no titubeo, saco de dentro de sí toda su valía y amedentro a las circunstancias, expuso su caso a autoridades competentes, dio aviso a las entidad educacional dónde concurría su hija, realizó las denuncias.
No obstante en un día como otros tantos que salió de su casa hacia su trabajo. A poco de llegar, le avisan que han secuestrado a su hija.
Regresa.
No tenía lágrimas, arremetió nuevamente, y al dar la cara a la prensa, antes de saberse públicamente el hecho, le notifican que no lo haga que su hija esta por arribar a su hogar, realiza la llamada para comprobar, y la niña estaba por merendar.
Cuelga el teléfono, vuelve a su casa, abraza a su niña, y le a las gracias a la virgencita…
No puede llorar.
Sobreviene un tiempo de paz, que poco duro, en virtud que la amenaza cayó sobre ella misma.
Un día sorpresivamente el padre visita a su hija, le lleva un gran conejo de peluche y pide hablar con Carmen.a solas; en tal encuentro se abalanzo sobre ella y la somete con un revólver en la nuca.
.Ella se defiende, y familiares acuden a solventar el episodio.
Es entonces que Carmen toma la decisión esta es la última vez,
No lo detuvieron, pero tuvo restricciones para acerarse a ella., como también otras medidas de seguridad.
A la mañana siguiente Carmen preparó panqueques a la asturiana, té con leche caliente y miel, y “Torta Matilde”, y ambas madre e hija desayunaron en una cálida mañana de sabado.
Luego se mudaron de ropa, y salieron de paseo, conversando, y regalándose mimos y risas.
Transcurrieron varios años con mucha lucha, hoy María tiene veinticuatroaños y esta finalizando sus estudios universitarios, tiene una buena relación con su papá.
Carmen es una madre orgullosa, con ricos recuerdos, que profesa un gran amor a su Abuela, una Asturias de rango Y valía!, que es amiga, y siempre, siempre esta con los brazos expandidos para dar, es mediadora por la Paz mundial, Especialista en Relaciones Públicas, con una Maestría en Ceremonial y Protocolo, Docente., Escritora y Artísta Plástica , Auxiliar en kinesiología

y es la autora de este Blog.

*******************************************************

Ir a :

www.lasrecetasdelaabuela.blogspot.com

Y leer :"recetas Asturianas"

www.walktohorizont.blogspot.com

Y leer:" Vitaminas para el Alma"

www.newartdeco.blogspot.com

Y leer "Arte Filosófico"

www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

Ver y retirar Premio- Obsequio

***************************************************


32 comentarios:

AGUALUNA dijo...

Marìa dulcìsima, que relato màs duro y emocionante a la vez.
Saliste adelante con todo por tu hija, realmente notable.
Las madres hacen lo imposible por sus hijos y se ve muy bien que sacaste esa sangre luchadora de tu abuela.
Con betas artìsticas y de docencia.

De corazòn mi niña, agradezco el ser parte de tu historia de vida, al leer tus letras, que es tremendamente digna de destacar.

Nunca decaigas amiga y que Dios siempre te bendiga junto a Marìa, nuestra amada Virgen.

Te dejo un beso en miel y todas mis bendiciones a ti, a tu hijita y a todos tus seres queridos mi Marìa del Carmen

Agualuna

JL Martínez Hens dijo...

Me ha llegado mucho la historia ya que soy abogado, se que estas cosas pasan, se lo traumático que es para una joven de 24 años un divorcio complicado y se lo que es el sentimiento paterno y materno, ya que mi esposa es una madre ejemplar.

De esta entrada "no ficción", me alegra mucho de corazón tres cosas: que María haya progresado en la vida, que Carmen haya rehecho su vida y entre otras profesiones sea artista y Mediadora por la paz y que la relación actual del padre con la hija sea medianamente fluida. Eso dice muchísimo de tí, ya que tu coraje y valor los doy por seguros, pero tu capacidad para que tu hija no haya odiado a su padre después de lo que pasó es para un premio que te lo debería de dar el propio Serrat después de cantar el poema de amor.

Nos leemos,
José Luis.

glauca dijo...

Es increíble esa historia de sombras y miedos, increíble el valor y fortaleza para afrontarlos, remontarlos y llegar a la luz.

Mi abrazo para ustedes Mª del Carmen

»-(¯`v´¯)-»Ceci»-(¯`v´¯)-» dijo...

Que impresionante esta historia María del Carme... y lo hace más el saber que es algo verdadero... y parte de tu vida... Admiro tu fortaleza... sos un ejemplo para todos...

Te dejo un abrazo y besos!!!

Shanty dijo...

María del Carmen:
Me quedo con la boca abierta de saber lo que la vida te deparó y cómo en esas circunstancias angustiantes, hiciste acopio de todo tu valor para recobrar a María y que a tí no te hicieran más daño.
Es una historia que merece ser publicada e incluso contarla en un libro (ya que escribes tan bien). Una recompensa haber sacado a tu hija adelante y otra, haber usado de todos los recursos que te dio tu abuela, para salir adelante. Bravo por María del Carmen y por la abuelita que le dio lo más importante en la vida: valores, fé,constancia, sensibilidad, valor y muchas recetas para ganarse la vida cuando fuera necesario.
De verdad, admirable. Te respeto y te admiro.
Muchas bendiciones para una extraordinaria mujer,
Shanty

Hada Saltarina dijo...

Querida María del Carmen,
Me uno a todos los comentarios que ya has recibido y especialmente al de JL Martínez Hens porque debe haber conocido muchos casos lamentables y sabe valorar muy justamente el tuyo.
Te felicito por tu fe y tu coraje.
Y en otro orden de cosas, me llama la atención lo de Auxiliar en Kinesiología. Tuve la oportunidad de conocer esa rama de la medicina alternativa y me fascina.
Un abrazo para ti y para tu hijs

Marco Marlon dijo...

Belleza de blog todos tienen su encanto. Felicitaciones

CecydeCecy dijo...

emocionante y bonito, la lucha nunca es en vano.

besos

Doncel dijo...

Preioso blog y bonita historia.
Un beso desde Barcelona, España
Y muchas gracias por alzar la voz en mi colina.
te seguiré visitando.
Un beso.
Antonio

kukilin dijo...

Admiro tu gran fortaleza y me alegra sobremanera que no haya sido en vano.
Abrazos♥

Poetiza dijo...

Una historia muy triste y verdera. Las madres por los hijos hacemos hasta lo imposible, si es presiso, damos hasta nuestra vida por ellos. Tu saliste vencedora en esa lucha, la vida muchas veces nos hace daño. Un beso, cuidate. Me conmovio esta historia hasta las lagrimas. Tambien soy madre.

Pedro dijo...

¡Uauhh! María, me dejas sin palabras. No hay duda de que tu abuela vive en ti, y seguro seguirá en tu hija cuando ésta la necesite.
Mis felicitaciones, eres toda una mujer luchadora y triunfadora.
Permíteme que enlace este blog al mío, porque espero que sigas deparándonos buenas sorpresas en él.
Un beso, de guerrero a guerrera.

La Gata Coqueta dijo...

Hola amiga!! solo puedo decirte una cosa...

NO TENGO PALABRAS...

Hay que recordar que llevas genes de Asturias-Galicia y eso es muy fuerte, mueven montañas cuando les quieren tocar algo propio...

Ahora hay que pasar página, pues lo más importante es tener a María contigo y a partir de aquí el tiempo dirá.

Te mereces todos mis respetos.
Sigue repartiendo paz y amor.

Besos.

Carol dijo...

Me has dejado sin palabras.

Como todos dicen pero pocos experimentan, después de la tormenta siempre llega la calma, pero luchando. Sobreviviendo y afrontando todo se llega a triunfar, porque eso es lo que demostras, SOS UNA TRIUNFADORA DE LA VIDA!!!

La Gata Coqueta dijo...

Hola cariño!! ¿como estas? me supongo que bien, como realmente te mereces estar.

Vengo a saludarte como principio de semana, y a invitarte que pases por mi-tu casa a recoger un detalle, puesto que te llevo en mi recuerdo.

Besos y sigue deleitándonos con tus postres y pinturas.

BELMAR dijo...



Un a «La vida es una bestia estúpida...» Stella Díaz Varín

BELMAR dijo...



Un a «La vida es una bestia estúpida...» Stella Díaz Varín

A do outro lado da xanela dijo...

He vuelto por fin/por desgracia de mis vacaciones... qué relato tan impactante!!!!

Pensar que estas cosas ocurren todos los días en todas partes... y que siempre pensamos que a nosotros no nos pasarán, que siempre es a los demás a los que les ocurren estos casos...

Un abrazo de los más grandes que tengo. Un placer visitarte

Shanty dijo...

Amiga del alma:
Tus comentarios para mi persona, me estremecen. No sabía que te llegaban mis escritos tan hondo. Sólo pretendo quitarme máscaras y ser quien soy, con lo bueno,con lo malo. Eres una amiga especial: buena, sensible, agradecida, que sabe ver más allá de la apariencia y escrutas el interior de las personas.
A tí dulce amiga, muy agradecida por tu amistad invaluable.
Te abrazo mucho,
Shanty
P.D. No encontré los regalos que me ofreces. Gracias de todas formas por tus detalles. También los aprecio con todo mi corazón.

jose montalvo dijo...

Gracias por tu visita a mi blog. Es fuerte tu relato y demuestra la crueldad que puede haber en la ruptura de un matrimonio. Es obvio que el padre de Maria no la raptaba por amor a su hija, sino por hacerte daño. Y uno se pregunta, ¿por qué?. En la matoria de los casos no hay respuesta.
Saludos y te seguiré visitando

J.Mares dijo...

Estimada Mari Carmen, gracias por pasar por mi blog, gracias por tu regalo. No soy muy diestro: no lo encontré, pero es un honor el simple hecho de que me tengas en cuenta para ello. Un abrazo, Javier

A do outro lado da xanela dijo...

Querida María, he intentado entrar en WWW.LASRECETASDELABUELAMTILDE.BLOGSPOT.COM, con motivo del comentario que me has dejado, pero no me deja.

En cualquier caso, quedo con la curiosidad de saber lo que querías mostrarme.

Sin más, un abrazo

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

valiente y luchadora,un buen ejemplo de fortaleza,te dejo un monton de besos y abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Una historia dura, una vida de sosobras pero al fin se hizo el buen tiempo, el de cosechar lo que con tando dolor y trabajo sembrastes.
Recibe mi carino y abrazo.

Gloria dijo...

Pues Carmen me he quedado sin palabras, te felicito por ser como eres y tan valiente, Dios te bendiga!! xxGloria

Elsis dijo...

María del Carmen, esta historia es muy triste, pero a pesar de lo que has sufrido has logrado salir adelante.
A veces el dolor anula a las personas, pero veo que a vos te ha fortalecido para poder educar a tu hija sin rencores y eso me dice a las claras lo buena persona que sos.

Admiro tu valor y tu fortaleza, Abrazos!

NOE dijo...

Carmen , que dura que es la vida aveces, siempre pensamos que nos pasa lo peor y hay quienes sufren mas que nosotros.
Me alegro que todo haya pasado y que hayas podido perdonar al padre de tu hija por todo el daño que te hizo.
Ya todo pasó.
El tiempo todo lo puede.
Un gran abrazo desde el otro lado de charco.
Noe :)

Eli dijo...

¡Hola, Carmen!

Gracias por visitar el castillo.

Tengo un hijo de veiticuatro años. pasaba una situión similar, al mismo tiempo que vos. Es duro.
Sería bueno que los chicos no olviden su sufrimiento, para que no vuelvan a cometerse las mismas atrocidades. Yo siempre le pido eso a Facu, que no olvide.

¡Volvé siempre!
¡Te dejo un fuerte abrazo!

Silvia dijo...

Hola María del Carmen!1

Gracias por visitar mi lugar y dejar comentario..

Empecé a leer un poquito de todo y me detuve en Carmen...que historia...y era tu historia verdadera....me emocioné...quedé sin palabras...
Cunta fé...cuanto amor...cuanto valor...cuanta fuerza...Seguro que la Virgen te acompañó en todos tus pasos... Dios y la Virgen Santísima no nos abandonan nunca..Siempre se lo tenemos que pedir y hacerles una oración.
Que suerte la historia con un final feliiiizzzzz!!! Gracias a Dios!!

Me gustó mucho tu blog... Mucha ternura y dulzura se siente...

Con más tiempo luego paso y visito los otros..

Un cariño con mucha felicidad!! Silvia

Kodama San dijo...

Un texto bastante duro, me ha gustado. Es bueno vivir hartas cosas y mientras más duras mejor, porque como dicen por ahí "lo que no te mata te hace más fuerte" no?

Saludos!

Mariaisabel dijo...

M. del Carmen, te devuelvo la visita que hiciste a mi blog, cosa que agradecí mucho.
Emotivo relato, emocionante y digno de una mujer valiente como has sido tú.
Siento muchísimo lo que tuviste que pasar, fue muy duro para tí y por eso ahora te deseo toda la felicidad que mereces.
Un abrazo, con cariño

soleil dijo...

O.o inicie leyendo esta historia y pensando: Gracias a dios...solo puede ser ficcion...

y ahora que termino el relato, me quede sin palabras y sin expresion... es increible! pero llena de coraje y de valor... tambien de orgullo! por una mujer que lucho y lucho, bendecidas sean tus fuerzas, y mil bendiciones te envio, que sigas cosechando paz, te mereces mil honores, un gusto haber podido leerte, en verdad me siento muy orgullosa!