martes, 8 de junio de 2010

Cuento Corto


Re Impregnarse


La inmensidad del mar descubrió a Fernando desplegando una vez más aquella sonrisa, que tanto efecto producía a los demás, a excepción de Bárbara.
Postergó su acercamiento a ella y echo a volar su mirada desde el verdor de sus pupilas, mientras sus pies jugueteaban con aquél ocasional guijarro.
De sus labios una sonrisa más tenue, un suspiro brotó y un intento anhelante tomó el guijarro en su mano de vida.
Calmadamente se acercó a Bárbara, no sonrió, solo le entregó el guijarro, y en el su sentimiento.
La tarde continuó su curso, a través del atardecer se descubrieron

re impregnados de tiempos y espacios, soles y lunas, arenas y tanta, tanta energía, fluido vital de ese todo, único mágico que ahora a sus vidas maduras arribaba, como barco a puente seguro.



***



17 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

MUY LINDO.BESITOS

Poetiza dijo...

Maricarmen, siempre es lindo leerte. Te dejo un beso, cuidate.

La Gata Coqueta dijo...

El guijarro fue el puente de encuentro para emprender lo que nunca suele terminarse... el amor y sus consecuencias de luchas y contactos desmedidos por llegar ilesos al final sin ser eso cierto en muchas ocasiones...

Hoy estoy haciendo un paseo que me esta aportando las satisfaciones del pensamiento en activo algo que no siempre suele suceder...

Sera que aún me quedan secuelas de olor a salitre al lado de casa en mi terruño, que es igual que todos pero con diferente color.

Cuidateme mucho que sabes que te estimo lo suficiente para estar pendiente de tu sentir.

Un abrazo de madreselvas recién cortadas para ti.

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...

Una semana más...

Te entregaria
la sonrisa de la vida

te entregaria
una esperanza sin término

te entregaria
un horizonte del color del arco iris

te entregaria
parte de mi ser en compañia

pero como soy
un felino que viste de seda

te entrego
mis ronroneos llenos de auroras

te entrego
mis bigotes llenos de sueños

te entrego
la fortuna de un fin de semana

te entrego
un caluroso gesto como despedida

María del Carmen

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es una buena forma de sentirse. Gracias por tus palabras.

elisa...lichazul dijo...

felicitaciones
un abrazo de paz
gracias por tus huellas
ten un felíz fin de semana

Ericarol dijo...

Como puedes llevar tantos blogs al mismo tiempo????

Me causa mucha curiosidad. Gracias por pasar por el mio. Yo trataré lo más que pueda de pasar por los tuyos.

Besitos!

Poetiza dijo...

Maricarmen, que lindos son estos susurros que son pan para mi alma. Besos, cuidate.

P.D. Los regalos que me brindaste ya estan en mi rincon de REGALOS y PRMIOS como un tesoro mas que me regalas. Gracias.

La Gata Coqueta dijo...

Paso a dejarme llevar por estos susurros que siempre nos acercas,tan deseados por todo ser vivo que ame en toda su intensidad los misterios de la vida.

Ahora te abandono y me voy a tomar el desayuno a otra casita igual de hermosa que esta, solo con una diferencia que sus aires y decires son los mismos que los mios...

Un abrazo de oso

María del Carmen

Rorry_la Charo dijo...

Re-impregnarse, re-descubrirse, re-unirse.
Siento, creo, que es una hermosa manera de re-afirmar una elección, la unión.
Abrazos desde Buenos Aires.
Rorry

Rodolfo N dijo...

Muy buenas reflexiones para cualquier momento de la vida.

Cariños, amiga

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué hermosa esa sonrisa...

TORO SALVAJE dijo...

Te felicito.
Es muy romántico.
Me ha gustado mucho.

Besos.

Ariadna dijo...

Hermoso cuento. el silencio de las piedras a veces es más elocuente que la mejor de las palabras

Gracias por tu visita

Un saludo

Ejco dijo...

Un texto delicioso, gracias por acercarte a mi blog.

María dijo...

Escribes como los ángeles, te felicito, amiga.

Un beso.

Ariadna dijo...

Hermoso cuento. el silencio de las piedras a veces es más elocuente que la mejor de las palabras

Gracias por tu visita

Un saludo